El pull apart bread de canela o pan hojaldrado de canela es una de esas recetas que enamoran por lo deliciosas y por lo divertidas que son de elaborar. ¡Al menos a mí me encanta trabajar esta masa y darle esa forma de libro con hojas que se van arrancando con las manos a la hora de comer sin necesidad de cuchillo!

Una masa enriquecida es una masa de panadería que tiene gran cantidad de grasa (la de la mantequilla, aceite, nata, huevos…) y de azúcar entre sus ingredientes, y esta masa es un ejemplo de este tipo de masas (como el brioche)

Es posible obtener muy buenos resultados en casa trabajando este tipo de masas, sólo hay que tener en cuenta algún truco que os iré dando a lo largo de la entrada de nuestro pull apart bread.

 

INGREDIENTES para un pull apart de canela (molde de plumcake)

  • 500 gr. harina
  • 50 gr. azúcar
  • 15 gr. levadura fresca
  • media cucharadita de sal
  • 50 gr. de mantequilla en pomada
  • 80 gr. de leche
  • 60 gr. de agua
  • 2 huevos «L»

Relleno de canela

  • 50 gr. mantequilla fundida
  • 125 gr. azúcar
  • 2 cucharadas de postre (tsp) de canela

 

Pull apart bread de canela

 

Elaboración y trucos para un pull apart bread de canela perfecto

Una de las dificultades que nos podemos encontrar al elaborar esta masa en casa o cualquier otra masa enriquecida, es que pasen horas y horas (más aún si es invierno y tenemos baja temperatura en la cocina) y no consigamos que nuestra masa leve.

Para minimizar este error tan común hay dos cosas que debemos tener en cuenta:

  1. La sal inhibe el efecto de la levadura
  2. Las grasas y el azúcar también hacen que las levaduras actúen más despacito.

¿Qué hacemos entonces si tenemos que integrar esos ingredientes en una misma masa?

Lo primero que haremos será asegurarnos una levadura bien activa, y para ello comenzaremos mezclando en el bol de la amasadora (estas masas a mano son costosas de trabajar ya que requieren amasados largos) la harina, el agua, la leche y la levadura y dejaremos que fermente tapando la masa con un trapo durante 15-30 minutos.

Pasado el tiempo añadiremos el resto de los ingredientes y comenzaremos con el amasado, que será largo (unos 10 minutos), hasta que obtengamos una masa elástica y bien trabajada. Es algo pegajosa ¡Que no cunda el pánico! Y no añadáis harina como si no hubiera mañana para que quede menos pegajosa.

La cantidad de harina recomendada en la receta es suficiente para elaborarla con éxito, pero dependiendo de la capacidad de absorción de la harina es verdad que las cantidades pueden verse afectadas un poquito. Por eso cuando trabajemos este tipo de masas, os aconsejo no añadir todo el líquido de una vez: reservad un poquito de la cantidad total del agua por si hace falta añadirla. Si no es necesario desechadla, pero no corrijáis la masa a base de añadir más y más harina.

Una vez amasada, engrasaremos un bol con un poquito de aceite de oliva o de girasol y volcaremos en él la masa para que fermente allí.

Antes de taparla con un trapo y dejar que doble su volumen, podemos hacerle unos pliegues doblando desde una esquina hacia el centro para dar tensión a la masa e ir dándole forma de bola. Doblaremos cinco o seis veces y dejaremos levar.

En verano con el calor el levado será mucho más rápido, sin embargo en invierno puede tardar algo más de una hora. Procura que la cocina tenga una temperatura cálida (pero sin pasar de los 30º) y deja la masa en un lugar cálido y libre de corrientes de aire hasta que veas que ha doblado el tamaño inicial.

 

Pull apart bread de canela

 

Ajustar cantidad de levadura

En invierno si tu cocina es muy fría puede que tengas que reajustar un poquito la cantidad de levadura fresca para ayudar a la masa a que fermente sin volverte loco esperando: pon 20 gr. de levadura en vez de los 15 gr. recomendados en la receta y así la fermentación no será tan lenta.

Una vez tengamos la masa doblada de tamaño es el momento de comenzar a estirarla para empezar a formar nuestro pull apart bread de canela.

Con ayuda de un rodillo y espolvoreando harina en la superficie de trabajo para evitar que se pegue la masa, iremos estirando la masa hasta obtener un rectángulo lo más regular posible de unos 45×30 cm.

Puede que notes que la masa se retrae al estirarla un poquito. ¡Es normal! Con paciencia iremos estirándola, pero si se retrae mucho déjala que se relaje un poco en la nevera y vuelve a estirar al sacarla.

Una vez estirado el rectángulo vamos a extender el relleno de canela: mezclamos la mantequilla fundida, la canela y el azúcar y extendemos sobre toda la superficie del rectángulo de masa.

Cortaremos la masa a lo largo en seis tiras y cada una de las tiras a su vez en seis trocitos, que iremos apilando de seis en seis y disponiendo de manera vertical en un molde previamente engrasado de aceite.

Así pues tendremos el rectángulo cortado en seis tiras a lo largo, cada tira dividida en seis trocitos, formando así seis montones de seis trocitos cada uno.

Tapamos con un trapo y volvemos a dejar que la masa leve hasta que alcance el borde del molde y un poquito más. Llegados a ese punto, hornearemos con calor arriba y abajo a 180º unos 45 minutos o hasta que lo veamos con un precioso tono dorado y lo veamos hecho al pincharlo con una brocheta o tester.

Puedes pincelar el pan antes de hornearlo con huevo batido o con una mezcla de huevo y nata que le dará un brillo espectacular, aunque yo no lo hago, lo dejo sin baño de brillo.

Vale, sé que a veces es complicado visualizar el proceso sólo con leer la receta…¡Así que dentro vídeo!

 

 

¡Es una locura! Tierno y suave por dentro, crujiente y hojaldrado por fuera, con todo el sabor y los aromas de la canela. Pero aún hay más…

 

Otra forma de usar la masa del pull apart bread

¿Te apetecen unas medias noches para rellenar de dulce o de salado, para comer con una deliciosa hamburguesa o para rellenar de una de tus mermeladas preferidas?

Pues esta masa es súper versátil, así que apunta!

Sólo tienes que hacer la masa, y después del primer levado formar porciones de unos 70 gr. cada una (salen 12 piezas más o menos), dales forma de bola, bolea las piezas para crear tensión y que crezcan después lisas y perfectas, y deja que doblen su tamaño.

Una vez hayan levado, pincela con huevo batido y espolvorea con sésamo, semillas de amapola, azúcar humedecido como cuando decoramos el roscón… y hornea a 180º con calor arriba y abajo unos 20 minutos o hasta que veas que las piezas te han quedado doradas y tan bonitas como en la foto. ¡Qué aproveche!

 

pull apart dough

 

¿Te animas a prepararlo en casa? Con todo lo que te he explicado ya no tienes excusa… ¡Te va a salir bien seguro!

Y además… ¡congela sin problemas! Así que siempre puedes hacerlo y cortarlo y congelarlo en varios trozos para no sucumbir a la tentación de golpe, jajajaja!

Un beso enorme, Belén.

P.D. ¡Y si te gustan este tipo de masas no te pierdas el monkey bread, o los rollitos de canela que encontrarás también entre las recetas de mi blog!
 

 

 

Pin It on Pinterest