La receta de los bizcochos de soletilla es una de esas recetas de siempre que en casa siempre triunfan, pero si además les añadimos cacao ya se convierten en una verdadera perdición. Así que no te pierdas la receta que te traigo de bizcochos de soletilla al cacao porque se va a convertir en un fijo en tu recetario.

Los bizcochos de soletilla son una especie de pastas abizcochadas con forma alargada como de dedo y planas. Muy parecidos a las planchas de bizcocho tipo genovés, suelen usarse como base de muchas otras elaboraciones. Algunas de sus características principales son su ligereza, su ausencia de grasa (solo llevan la que aportan las yemas) y el hecho de no llevar entre sus ingredientes ningún tipo de impulsor, ya que el aire que introducimos al montar claras y yemas será más que suficiente para hacer subir nuestros bizcochos.

Parece ser que fueron elaborados por primera vez en la corte de Duque de Saboya en el s.XV, con motivo de la visita del rey de Francia, convirtiéndose rápidamente en las galletas preferidas de la corte (recibieron el nombre de savoiardi) y desde entonces no hemos parado de prepararlas una y otra vez.

La receta típica no lleva cacao, pero a mi como a tantos de vosotros es oír cacao y empezar a salivar, así que aquí os traigo la versión más chocolatosa de los bizcochos de soletilla.

 

Ingredientes para unos 14 bizcochos de soletilla al cacao

  • 3 huevos M
  • 75 gr. de azúcar blanquilla
  • 45 gr. de harina de maíz
  • 25 gr. de harina de trigo
  • 20 gr. de cacao en polvo sin azúcar
  • azúcar glass para espolvorear

 

Bizcochos de soletilla al cacao

 

Elaboración de los bizcochos de soletilla al cacao

Comenzaremos separando las claras de las yemas y montando por separado ambos ingredientes. Primero las claras junto con el azúcar blanquilla que incorporaremos en forma de lluvia sobre las claras a medida que se van montando.

Una vez tengamos las claras montadas en un merengue bien firme, batiremos las yemas por espacio de un minuto aproximadamente hasta que espumen un poco.

Con suavidad y despacito iremos mezclando las yemas con el merengue poco a poco. Procurando que el merengue no se nos baje demasiado.

Una vez tengamos claras y yemas mezcladas tamizaremos sobre esta mezcla los ingredientes secos (harina, maizena y cacao en polvo) y con movimientos envolventes integraremos todos los ingredientes hasta obtener una masa homogénea y lisa, sin grumos.

 

¡Ya solo nos queda formar los bizcochos de soletilla!

Rellenaremos una manga pastelera con la masa e iremos formando como dedos de masa sobre una bandeja de horno forrada con papel de hornear. No os preocupéis si veis que los dedos de masa quedan algo delgados, la masa se expandirá un poquito y quedarán del ancho perfecto.

Espolvoreamos con azúcar glass los bizcochos de soletilla al cacao y encendemos el horno a 200º. Una vez tengamos el horno a la temperatra deseada, volvemos a espolvorear los bizcochos nde soletilla e introducimos en el horno.

Unos 15-18 minutos con el calor arriba y abajo, serán más que suficientes para conseguir unas soletillas perfectas. también puedes hornear con aire, puede que entonces tengas que disminuir algo el tiempo de horneado ¡compruébalo!

Saca los bizcochos de soletilla al cacao del horno ny déjalos enfriar por completo antes de despegarlos del papel de hornear.

 

¡A comer!

Solos, con un café con leche o un chocolate calentito, como base de mousses, tiramisú… ¡Verás como puedes usarlos de mil y una maneras en tus elaboraciones!

¿Cómo que no te ha quedado del todo claro cómo prepara los bizcochos de soletilla al cacao? ¡Dentro vídeo y fuera dudas!

 

Pin It on Pinterest