Cataluña es mucho más que Barcelona y la maravillosa Sagrada Familia o el enigmático perfil de Montserrat. Es gente, es gastronomía, es arte, cultura… y ahora que se acercan las vacaciones de verano, sin duda es el destino perfecto para aunar todo esto en un solo viaje.

Así que coge lápiz y papel que te voy a proponer un montón de planes perfectos para pasar el día o el fin de semana en esta maravillosa tierra. ¡Hay planazos para todos! Pero si eres un auténtico foodie mucho mejor…

¿Te gusta el deporte? ¿Eres un apasionado del golf? Pues empezamos mis recomendaciones con el Hotel Peralada. Un magnifico establecimiento rodeado de un campo de golf precioso en el que el relax, el golf y la gastronomía van a ocupar tus días de vacaciones. Reserva una noche para cenar en el restaurante Castell de Peralada, donde su chef Xavier Sagristà y el jefe de sala y sommelier Toni Gerez han diseñado una oferta de alta gastronomía que reinterpreta la tradición culinaria de manera creativa y vanguardista. Disfruta de este restaurante con Estrella Michelín en un edifico emblemático y no te pierdas su carrito de quesos. ¡Uno de los más ricos y completos que he visto jamás! 

¿Más planes? ¡Vamos allà! ¿Te gusta el enoturismo? Pues en la localidad de Mollet de Peralada (continuamos en la comarca de l’Alt Empordâ) puedes visitar La Vinyeta. Elegido en 2018 como mejor celler de Cataluña por l’Associació Catalana de Sommeliers, es un plan perfecto para pasear en familia entre viñedos o participar de las numerosas actividades que Maria y José nos proponen: conciertos, picnics, catas… Un claro ejemplo de cómo una bodega pequeña puede, con trabajo e ilusión, hacerse sitio en el panorama del enoturismo catalán.

Y si pasas la mañana en la Vinyeta te ofrezco un plan al que no te puedes resistir para la hora del almuerzo. Y es que muy cerquita, en la pequeña localidad de Regencós, Iolanda Bustos desde su restaurante Caléndula nos sorprende con su cocina biodinámica. Una cocina basada en los productos que l’Ampurdanet y su naturaleza le proporcionan y en las flores que le recuerdan tantos momentos de su niñez. Platos que rezuman delicadeza, sentimiento y alma, con espectaculares propuestas como su coca de remolacha con foie de pato, frutos rojos y arrope de flores de saúco.

¿Quieres más ideas por la zona?

¡Vamos allá! Partimos hacia Palamós a sólo 15 kms. y vamos a dejarnos enamorar por la magia del Mar Mediterráneo, por el olor a salitre y a algas, por el arte de la pesca y por su cocina de pescadores. Y como no, por su gamba de Palamós.

Visita la lonja con su frenética actividad cuando llegan los barcos por la tarde repletos de pescado y marisco fresco.

Pasea por sus calles, por el mercado o aprende más sobre las técnicas de pesca y la historia de este milenario arte en el Museo de la Pesca, para conocer la tradición, el presente y el futuro de la pesca en la Costa Brava.

¿Una cena diferente? Después de visitar el Museo y pasear por las calles de Palamós, te propongo algo diferente: en los showcooking de l’Espai del Peix aprende recetas de siempre elaboradas con el pescado de la zona y degusta platos elaborados in situ y en directo con los productos más frescos traídos directamente de la lonja, con el sabor y la autenticidad de la cocina tradicional de los pescadores.

El hotel Sa punta en Begur es la opción perfecta para alojarse  si se te hace de noche o quieres pasar unos días en pleno corazón de la Costa Brava. En un entorno privilegiado rodeado de pinadas y con unas espectaculares vistas al Mediterraneo y a las Islas Medas. El hotel dispone de unas instalaciones muy cuidadas para disfrutar de un ambiente acogedor y relajado. ¡Ah! Y no te pierdas su piscina de agua salada ni su maravillosa terraza en el jardín.

La comarca de Osona, con su capital Vic,  es otro destino más que recomendable para descubrir la Cataluña foodie más auténtica, y de la mano del chef Albert de Ca l’U, adentrarse en la cocina tradicional de Osona es tan fácil como fascinante. Productos de siempre como la trufa, la papada, las manitas de cerdo… se combinan a la perfección con las tendencias más modernas en un espectacular edificio señorial del S.XVIII con frescos de Francesc Plà, el Vigatà.

¿Conoces el salchichón de Vic? Visitar la casa Riera Ordeix, una empresa familiar de embutidos desde 1852 es de obligado cumplimiento. Conocida por elaborar la famosa llonganissa de Vic con IGP, su secadero (en perfecto estado desde su construcción hace casi 200 años), es una joya que no deberías perderte.

¿Más propuestas de enoturismo? ¿Te gustan las catas, visitar bodegas y toda la magia que rodea el mundo del vino? Muy cerquita de Vic en las bodegas Oller del Mas ubicadas en Pla de Bages, tienes un destino realmente encantador. Ganadora de la mejor experiencia enoturística 2016, es una bodega con más de 1000 años de historia y unos caldos excepcionales, y con un proyecto nuevo entre manos que te dejarán con ganas de volver muchas más veces. ¡Muchísima suerte en vuestra nueva aventura!

Otra bodega muy interesante por la zona es la Bodega Abadal, con más de 8 siglos de historia y en un enclave único. Allí disfrutamos de un paseo entre las viñas, conocimos su historia, sus barracas y realizamos una cata de aceite y de vino en unos salones espectaculares.

Y si hemos pasado el día por la zona y queremos darnos un lujo de esos para no olvidar… ¿Dónde podemos dormir?

El hotel Mon san Benet es el lugar perfecto para los que quieren conjugar diseño, confort y gastronomía en un entorno natural. Su restaurante L’Ó y el equipo de sala y cocina capitaneados por el chef Jordi Llobet, galardonado con una estrella Michelin desde 2013, son dignos de mención y por supuesto de visita. ¡Un menú redondo de principio a fin!

Vino, gastronomía, turismo de montaña, deporte … ¡y aceite!

¿Enamorado de nuestro oro líquido? Te propongo una experiencia genial. Acércate hasta Manresa. En la Obaga de l’Agneta, con las montañas de Montserrat como telón de fondo, podrás disfrutar de una amena visita guiada por el catador Sergi Cámara. Podrás conocer el terreno,  descubrir las variedades autóctonas como la verdal de Manresa, Corbella, Palomar y Vera, y disfrutar de una cata de aceite como todo un profesional. Como no querrás irte de Obaga de l’Agneta  contrata una comida entre olivos rodeado de naturaleza de la mano de Gastrolonia. Te aseguro que será el remate perfecto para una mañana de lo más entretenida entre olivos. ¡He de confesar que jamás he probado platos de verdura tan ricos ni los he disfrutado tanto! El entorno y la compañía también ayudaban.

Y esto es solo una muestra de lo que Cataluña ofrece y no te puedes perder. Sobre todo si eres un amante de la cocina y de nuestros productos más emblemáticos: vinos y aceites. Como diría George Clooney #whatelse

¡Cataluña Experience no ha hecho más que empezar para mi! ¡Quiero más y más!

Pin It on Pinterest