Curry rojo de pollo | Cupcakes a Gogó

Sin duda el curry es uno de mis platos preferidos, y este curry rojo de pollo es una de esas delicias que al menos te debes dar la oportunidad de probar.

 

¿Qué es el curry?

Con el curry pasa un poco como con la paella (la tierra tira): el arroz coge el nombre del recipiente en el que se prepara. El curry coge su nombre como plato de su principal ingrediente: el curry. Una mezcla de especias entre las que destacan la cúrcuma, la pimienta, el jengibre, cardamomo, comino, cilantro, canela, clavo… Como siempre pasa con estas mezclas no hay una receta igual a otra y dependiendo de la mezcla tendremos currys con un color o un sabor más o menos diferentes.

Es un plato sencillo de elaborar y bastante rápido; he tardado exactamente 20 minutos en prepararlo y sólo he ensuciado la cazuelita donde he cocinado todo de principio a fin. Ingredientes los que queráis. Lo que no puede faltar es la pechuga de pollo, la pasta de curry rojo y la leche de coco. Para el resto de ingredientes (verduras) todo vale.

 

 

Ingredientes para nuestro curry

Con las proporciones que os voy a dar salen entre 4 y 6 raciones, depende de lo comedores que sean los comensales, además serviremos el curry con arroz de guarnición lo que va a hacer que cunda mucho más.

  • 2 pechugas de pollo en tiritas ( ¡probad a hacerlo también con langostinos!)
  • 3 cucharadas colmadas de postre de pasta de curry rojo, y si os gusta más picante pues más (cualquier marca os servirá, la que yo uso la encuentro en el supermercado de El Corte Inglés, aunque la venden en muchas otras superficies).
  • 1 bote de leche de coco entero (400ml). Como éste que empleo yo siempre que necesito en una receta leche de coco.
  • Y todas las verduras que os apetezca poner. Yo para esta receta de hoy he añadido: una cebolla grande entera, dos zanahorias grandes, medio pimiento rojo y medio amarillo y unas flores de brócoli. Pero podéis añadir champiñones, mazorcas minis de maíz, coliflor, calabaza… lo que tengáis por la nevera.
  • Aceite de oliva, unas 5 cucharadas soperas, o la cantidad necesaria para untar bien de aceite el «culo» de la sartén.

 

En la cazuela que vayamos a emplear ponemos el aceite y dejamos que se caliente. Comenzaremos añadiendo la pechuga cortada en tiritas y dejando que se dore durante 5 minutos.

Una vez dorada la pechuga, iremos añadiendo las verduras (limpias y troceadas en tiras o en trocitos) teniendo en cuenta que añadiremos antes las que más tardan en hacerse. Yo empiezo siempre por la zanahoria y el pimiento, y lo último que pongo es el brócoli, que se hace enseguida y se deshace mucho si se cuece demasiado.

Pochamos las verduras y el pollo unos 10 minutos. Y tapamos durante este tiempo con una tapadera para que las verduras se «ahoguen» más rápido.

Una vez las verduras están en su punto (a mí me gusta dejarlas » al dente») añadimos la pasta de curry, y la mezclamos bien y al momento la leche de coco, el bote entero, que no haya pena!!!

Rectificamos de sal si fuera necesario y dejamos que hierva todo junto unos 5 minutos.

Si queréis añadir alguna otra especia de vuestro gusto, hacedlo ahora. Y si encontráis hierba-limón añadidla al curry junto con las verduras y ya me contaréis el aroma y el sabor que deja en este plato.

Para acompañar nuestro delicioso curry rojo de pollo un poquito de arroz Basmati hervido y listo.

 

curry rojo de pollo

 

Yo que no soy nada de verduras, ni os podéis imaginar los platos que me meto «entre pecho y espalda». No es que quede rico, no…lo siguiente!!!

¿Te animas a hacerlo y lo compartes con todos? Si lo haces cuelga tu foto y dame tu opinión en Facebook, en Instagram o en cualquiera de las otras RRSS en las que estoy compartiendo con vosotros mis peripecias ante los fogones.

Un beso, Belén.

[printfriendly]