Panellets | Cupcakes a Gogó

¡Me encantan los panellets y todavía no tenía una receta en el blog! Así que de hoy no pasa…

Estamos en otoño, la celebración de Todos los Santos a la vuelta de la esquina, boniatos, castañas y calabazas a pleno rendimiento… ¡y los panellets inundan las redes sociales!

Si bien los conocemos quizás más en la zona de Cataluña, son muchos los lugares donde se elaboran de un modo idéntico o similar. Pero parece ser que su origen está en los payeses catalanes que con los frutos recogidos en estas fechas elaboraban y llevaban a sus difuntos ofrendas en forma de comida para recordarlos.

Para elaborarlos se parte de una base de masa de patata, boniato o de una mezcla de ambos que se mezcla con azúcar y yema de huevo o se mezcla para obtener una masa más fina con almíbar y por supuesto almendra.

Como siempre, ya sabéis que yo soy una forofa de las recetas que pasan de mano en mano, de esas recetas que las nietas rescatan de la libreta escrita a mano (a veces ininteligible) con las recetas de la abuela o de la «bisa», y esa es la receta que os traigo hoy.

La receta más simple y sencilla de panelletes que vais a encontrar y rica ¡vaya que sí!

 

INGREDIENTES (para unos 24 panellets)

  • 180 gr. boniato asado
  • 180 gr. almendra molida
  • 180 gr. azúcar
  • 1 yema de huevo
  • clara sin batir para rebozar
  • 250 gr. piñones para rebozar sin tostar (ya lo hacen en el horno)
  • almendra en cubitos cruda para rebozar
  • ralladura de limón

 

panellets

 

Como veréis es una receta muy sencilla de recordar, porque los ingredientes principales almendra, boniato y azúcar llevan la misma cantidad.

Recordad que el boniato (yo he usado variedad blanca) puede sustituirse por patata, boniato rojo o una mezcla de ambos.

 

¿Asamos o hervimos?

Yo aso el boniato, prefiero asarlo a hervirlo (si lo hierves luego es conveniente dejarlo escurrir toda la noche para quitarle el exceso de agua). Lo lavo y le quito los posibles restos de tierra y lo meto entero en el horno a unos 180º entre una hora y dos horas (según su tamaño), hasta que al pincharlos esté blandito y no notemos resistencia al clavarle un pincho o cuchillo para comprobarlo.

¡Ya tenemos lo más largo hecho!

 

 

Hacemos los panellets

Ahora sólo tenemos que mezclar todos los ingredientes. Batimos un poco la yema de huevo y añadimos a la masa del resto de ingredientes prácticamente entera, pero reservamos un poquito por si la masa no admite toda la yema (yo he usado una yema de huevo M y la he puesto entera).

Debe quedar una masa homogénea y lisa que se trabaja cómodamente y no se pega a las manos.
La envolvemos en papel film de plástico y la dejamos reposar en la nevera unas horas. Lo ideal es hacerla de buena mañana y ya por la tarde  meternos en faena.

 

panellets

 

Para formar las bolitas me ayudo de un peso de cocina y voy formando porciones de unos 25 gr. Después paso las bolitas por clara de huevo SIN batir, dejo que la clara se seque algo sobre los panellets porque así se me pegan mejor los piñones y paso las bolitas por los piñones o por el fruto seco escogido.

 

 

Si los hacéis de piñones calculad que para cada panellet del tamaño que estamos haciendo, necesitaremos unos 10 gr. de piñones (por eso en la receta yo os indico que necesitaremos 250 gr. de piñones), así que como los piñoncitos en cuestión salen por un pico, yo este año he rebozado con piñones una mitad y la otra mitad con cubitos de almendra.

Disponemos los panellets sobre una bandeja de horno forrada con papel o con teflón y horneamos a 180º hasta que los veamos doraditos, unos 20-25 minutos serán suficiente.

 

 

Están más ricos de un día para otro, guardados en una lata o tupper y aguantan muy bien varios días.

Otras opciones para los panellets

Además de la versión más clásica que os traigo podéis ir haciendo vuestros propios panellets con vuestro trucos y preferencias de sabor: panellets de calabaza, panellets de café, panellets de cacao, de coco…

 

panellets

 

Disfrutad de la receta, es una receta ideal para hacer con lo más peques de la casa y pasadlo bien estos días festivos que llegan tan terroríficos…

Un beso enorme,

Belén.

[printfriendly]