Los que me seguís por Instagram puede que recordéis que este verano estuve de vacaciones en Sicilia, y de allí me traje esta joya de receta: pasta con le sarde, o lo que es lo mismo, pasta con sardinas. Una de las recetas más típicas de la gastronomía de la maravillosa isla italiana y que tuve la suerte de ver preparar por toda una auténtica nonna italiana.

 

El hinojo: uno de sus ingredientes

La receta no es complicada de hacer, pero es verdad que encontrar hinojo puede resultarnos algo complicado por aquí. Y es que si bien los bulbos del hinojo podemos verlos en cualquier súper o mercado, no es ésta la parte del hinojo que vamos a usar para hacer la receta de la pasta con le sarde. Necesitamos las hojas y los tallos que por lo general, suelen llegar cortados a los lugares de venta.

La variedad italiana de hinojo es más fina y tal vez algo más aromática, pero con las hojas de hinojo nacional también haremos una pasta fantástica: sólo es cuestión de pasar por el mercado un par de días antes y pedirle al verdulero que te traiga el hinojo entero con sus hojas y sus tallos y ¡listo! Como aquí en España es una parte que se desecha puede que te traigan tallos y hojas sin más y que incluso te los regalen como me pasa a mí en el Mercado Central de Valencia.

En las recetas italianas puedes encontrar este ingredientes con el nombre de finocchietto selvatico y aunque así de primeras puede no parecerte demasiado apetecible, te aseguro que es la clave para hacer con éxito uno de los platos más reconocidos de la cucina siciliana.

 

hinojo

 

Ingredientes para 3-4 personas

  • 500 gr. de sardinas frescas (habrá que limpiarlas) o de lata escurridas unos 400 gr.
  • una latita de anchoas en aceite
  • 25 gr. de piñones
  • 25 gr. de pasas
  • 1 cebolla picadita
  • 300 gr. de hojas y tallos de hinojo
  • Aceite de oliva virgen extra,
  • una pizca de azafrán
  • sal
  • pimienta negra
  • pan rallado
  • Por supuesto pasta

 

pasta con le sarde

 

Elaboración de la pasta con le sarde

Comenzamos limpiando las sardinas frescas, si las limpia el pescadero mejor y si no nos las limpian y estamos perezosos podemos usar sardinas en aceite, pero las escurriremos bien para que la pasta no quede demasiado aceitosa.

En una sartén ponemos la cebolla picadita con el aceite de oliva, un buen chorrete para que la cebolla se poche en condiciones. Añadimos las sardinas ya limpias (o las escurridas si son en aceite) y vamos cocinando ambos ingredientes. Cuando tengamos la cebolla ya doradita añadiremos las pasas y los piñones, un poco de pimienta negra e iremos incorporando las anchoas hasta encontrar el puntito que más nos guste. En la mayoría de las recetas de pasta con le sarde no verás anchoas entre sus ingredientes, sólo las sardinas, pero éste es uno de los trucos que aprendí de Elisabetta mientras me iba explicando cómo hacer una pasta con le sarde perfecta.

Una vez todo integrado y cocinado unos minutos probaremos de sal y pimienta para ver si hay que añadirle algo más o si por el contrario con las anchoas ya le hemos dado a la salsa el toque de sal que buscamos.

Mientras se va haciendo la salsa pondremos la pasta a hervir, yo he usado bucatini pero podéis usar la pasta que más os guste, y mejor aún podéis hacer vuestra propia pasta fresca ¿Cómooooo? ¿Qué no sabes hacer todavía tu propia pasta casera? Eso es porque todavía no conoces a mi querido Raúl, el rey de la pasta fresca. Pásate por su blog y aprende en muy pocos pasos cómo elaborar tu pasta fresca en casa con unos resultados alucinantes.

Ponemos la pasta a hervir con abundante sal, aproximadamente una cucharada de sal sopera por litro de agua y mejor aún si añadimos sal gorda. Incorporamos además las hojas y tallos de hinojo bien limpios y hervimos la pasta hasta que esté al dente según la variedad de pasta que estemos utilizando.

Al hervir el hinojo con la propia pasta todo el sabor pasará a la pasta y llenará de más matices nuestro plato final.

Escurrimos la pasta y mezclamos las hojas bien picaditas (los tallos podemos desecharlos) con la salsa de sardinas ¡Esto marcha!

 

Emplatado

Para rematar el plato sólo nos queda poner en una sartén a tostar un poco de pan rallado. Pondremos el pan en la sartén, sin aceite ni nada y removeremos sin parar a fuego suave para evitar que se nos queme hasta que adquiera un precioso tono dorado.

Incorporamos la pasta escurrida a la sartén con la salsa y calentamos un poco todo junto para que se mezclen los sabores.Si queremos rectificar un poco la consistencia de la salsa (hacerla algo más fluída) añadiremos un poco del agua de la cocción de la pasta. En ese agua podemos diluir la pizca de azafrán y añadirla a nuestro plato de pasta.

¡Sólo nos falta emplatar! Pondremos la pasta y espolvorearemos con el pan tostado.

¡Los bucatini con le sarde están listos para comer!

 

pasta con le sarde

 

Recuerda los trucos de Elisabetta

  1. Añadir anchoas a la receta.
  2. Hervir el hinojo con la pasta.
  3. Rectificar la consistencia de la salsa con el agua de la cocción.
  4. Una cucharada de sal sopera por litro de agua, mejor si es sal gorda. Añadiremos la sal cuando el agua arranque a hervir.
  5. Un litro de agua por cada 100 gr. de pasta.

 

Este plato de pasta no puede gustarme más y además ahora que estoy a punto de ir a la Feria Internacional TUTTOFOOD 2019 en Milán estoy deseando aprender más recetas de la cucina italiana y así incorporarlas a mi recetario y por supuesto compartirlas con todos vosotros.

Sin duda allí podré aprender mucho más de esta maravillosa cocina y de las últimas tendencias internacionales del sector food & beverage porque estaré allí del 5 al 8 de mayo como embajadora de este evento internacional para contároslo todo, todo y todo!

Un beso enorme,

Belén.

 

 

 

 

 

Pin It on Pinterest