El pesto sin duda es una de esas salsas que gustan a rabiar y creo que una de las cosas que lo hace más apetecible es precisamente el montón de versiones que tiene y que podemos adaptar. Este pesto de pistachos y tomates secos es una de esas versiones que te va a dejar enganchado y que va a conseguir que lo repitas una y otra vez. ¿No te lo crees?

 

Curioseando un poco

Siempre que hago una receta me gusta buscar algo de información sobre sus orígenes y curioseo la web o libros de cocina para descubrir anécdotas o datos que llamen mi atención. Y del pesto he descubierto que su origen es muy antiguo, Virgiliano allá por el s.I d.C. ya hablaba de moretum un majado de hierbas aromáticas, ajo y queso en el que parece ser que tiene su origen el pesto actual. Parece ser que la albahaca, ingredientes imprescindible de nuestros modernos pestos, se añadiría ala receta bastantes siglos después ¡Bendita albahaca!

Pestos hay montones: el más clásico pesto genovese, pesto rosso, de rúcula, de kale… admite casi cualquier ingrediente y éste que os traigo hoy y que me conquistó en mi viaje a Sicilia es una absoluta delicia y además sencillísimo de hacer. Así que ¡apunta los ingredientes!

 

Ingredientes para unas 4 personas

  • 50 gr. de pistachos ya pelados sin la cáscara
  • 30 gr. de tomates secos
  • 30 gr. de queso parmesano o una mezcla parmesano y pecorino, como más te guste
  • 75 gr. de aceite de oliva virgen extra
  • un diente de ajo
  • 20 gr. de hojas frescas de albahaca

 

pesto pistachos y tomates secos

 

Para preparar nuestro pesto de pistachos y tomates secos es importante como en todas las recetas que cuidemos la calidad de los ingredientes. El pesto que veis en las fotos es un pesto de lujo porque entre sus ingredientes incluye pistachos de Bronte (cultivados en las faldas del volcán Etna en Catania, Sicilia) de un sabor y calidad excepcionales y tomates secos también sicilianos. Es verdad que tampoco vamos a tener siempre la oportunidad de tener esos ingredientes al alcance, pero al menos prometedme que compraréis pistachos, aceite de oliva y parmesano de calidad. ;;;)))

Antes de empezar a preparar la receta, necesitaremos rehidratar los tomates secos sumergiéndolos en un poco de agua templada hasta que estén blanditos y listos para usar. Si no encontramos tomates secos los tomates en aceite nos servirán, teniendo la precaución de escurrirlos bien antes de incorporarlos a nuestra receta.

Una vez rehidratados y escurridos los tomates lo único que tenemos que hacer es poner todos los ingredientes en una picadora o accesorio que triture hasta dejar el pesto con la consistencia que más nos guste.

Yo soy de las que prefiere encontrarse trocitos de pistachos mientras como un buen plato de pasta y este delicioso pesto, pero podéis dejarlo todo lo fino que os apetezca.

El pesto de pistachos y tomates secos es una delicia y queda perfecto tanto en platos de pasta corta como en los de pasta larga. Yo hoy me apunto a unos tagliatelle, que he hecho con la súper receta de pasta fresca de mi querido Raul y su blog Contigo en la playa. Pero no es necesario complicarse la vida una pasta seca nos va a sacar del apuro y vamos a disfrutar de todo el sabor de Sicilia con este maravilloso y riquísimo pesto.

Truco

Con las cantidades que te doy en la receta queda un pesto denso y espeso. Aligéralo en el momento de servir añadiéndole un poco de agua de la cocción de la pasta hasta que tenga la textura que más te guste.

¿Te animas a prepararlo?

 

Pin It on Pinterest