Bundt cake de nueces y canela | Cupcakes a Gogó
No hay receta de bundt cake más sabrosa, aromática, húmeda y con mejor textura que esta receta de bundt cake de nueces y canela. Y no es por ponerme medallas, porque la receta no es mía, es de mi querida Mary.

Y es que detrás de muchas de las recetas de este blog hay una historia, y ésta también la tiene!

Muchos conocisteis a Mary Gómez: se apuntaba a un bombardeo (entiéndase por bombardeo a taller de repostería online) y era el alma de todos y cada uno de los talleres a los que se apuntaba. Participaba como la que más, ayudaba a resolver dudas a los compañeros, pasaba horas haciendo fotos y hasta vídeos de las recetas que iba preparando… resumiendo, DISFRUTABA!

Pero a veces la vida es muy perra y cuanto más la disfrutas más se vuelve contra ti, y Mary, como muchos otros seres queridos, se marchó antes de tiempo.

La receta del bundt cake de nueces y canela es suya, me la preparaba cuando iba a su casa para desayunar y, tanto me gustaba, que hasta una vez me preparó uno y me lo mandó por correo urgente a Valencia. ¡Era una consentidora!

Durante estos casi dos años he guardado la receta como oro en paño sin compartirla con nadie, pero creo que ha llegado el momento de sacarla a la luz. Y qué mejor momento que las Navidades, esas fechas en las que tanto echamos de menos a los que ya no están, como mi querida Mary.

Esta entrada de hoy de su bundt cake de nueces y canela va por ella, porque sigo recordándola y en estas fechas si cabe más. No tocaré ni una coma, no quiero hacerlo. Ésta es SU receta tal cual me la pasó, escrita por ella misma, y hoy os la comparto y sé desde ya que os va a enamorar.

 

Ingredientes

  • 300 gr. de harina
  • 1 cucharada de bicarbonato
  • 1 cucharada de canela molida
  • 300 gr. azúcar
  • 300 gr. manzanas Golden
  • 1 chorrito de zumo de limón
  • 3 huevos grandes
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cucharada de esencia de vainilla o vainilla en pasta
  • 200 gr. mantequilla a temperatura ambiente
  • 100 gr. de nueces picadas

Preparación

Tamizar la harina, el bicarbonato, la canela y la sal y reservar.

Pelamos las manzanas y las cortamos en cuadraditos no muy grandes (les añadimos el chorrito de zumo de limón y las tapamos con papel film para que no se oxiden).

Batir con las varillas de vuestra KA o similar la mantequilla con el azúcar hasta obtener una mezcla blanquecina y cremosa. Ir añadiendo los huevos de uno en uno hasta que se integren.

Agregar la esencia o pasta de vainilla y seguir batiendo. Bajar la velocidad de la batidora (aunque también podemos hacer la masa a mano con unas simples varillas) y poco a poco incorporar la mezcla de harina y demás ingredientes secos que teníamos reservada.

Agregar las manzanas y las nueces picadas mezclando todo con una espátula y con movimientos envolventes.

Preparar un molde de bundt cake (yo suelo hacerlo con un spray antiadherente como éste) y hornear 180º durante una hora aproximadamente. Sabremos que está listo cuando al introducir la brocheta en el centro del bundt cake salga limpia.

 

Desmoldar un bundt cake

Y llega el momento clave de esta receta y de cualquier otra receta de bundt cake: el desmoldado.

Saca el bundt cake de nueces y canela del horno y como norma déjalo enfriar sobre una rejilla boca arriba. Pasados 10 minutos dale la vuelta y con un golpe seco desmolda perfectamente tu bundt cake. Yo a veces no espero los 10 minutos de rigor, simplemente me fijo en que los bordes del bundt cake empiecen a despegarse del molde, y si veo que lo hacen lo desmoldo sin más esperas.

 

Trucos del almendruco

  1. Hornea tu bundt cake sobre una rejilla para que el calor circule mejor.
  2. Ten preparados todos los ingredientes a temperatura ambiente.
  3. No añadas otro huevo hasta que el primero esté del todo integrado.
  4. Para evitar las burbujas de aire en nuestro bundt cake de nueces y canela echa la masa en el molde despacio y siempre desde el mismo sitio. La masa sola se irá repartiendo ella solita que es muy lista por todos los recovecos de nuestro precioso molde.
  5. Rellena sólo las 3/4 partes del molde. si te sobra masa haz magdalenas ;;;)))
  6. Golpea el molde para que las burbujas de aire se rompan y suban a la superficie.
  7. Si no tienes bicarbonato echa mano de levadura química tipo Royal (1 sobrecito)
  8. Y no dudes en cambiar las nueces por tu fruto seco preferido: avellanas, pecanas, almendras…
  9. cucharada= cucharada sopera =TBS
  10. cucharadita= cuchara de postre= Tbsp

 

Puedes ponerle un glaseado de lo que más te guste, pero está tan rico y tiene un sabor tan delicioso que yo prefiero comerlo así, tal cual.

Os deseo que disfrutéis tanto de esta receta como lo hago yo cada vez que la preparo en casa y que la guardéis como oro en paño, es una pequeña joya llena de recuerdos que hoy he querido compartir con vosotros.

 

Un beso enorme,

Belén.