Crema pastelera perfecta

La crema pastelera es sin duda una de las preparaciones más básicas y más usadas como relleno de todo tipo de pasteles y dulces. Su textura y su sabor neutro que combina a la perfección con innumerables ingredientes la hacen perfecta como relleno de tartas de frutas, hojaldres, buñuelos…

¿Cómo? ¿Que no sabes hacer crema pastelera? ¿O que no te queda nunca con una consistencia perfecta para usarla y lo que es mejor, para disfrutarla? Pues estás en el sitio adecuado: hoy te enseño mi receta de crema pastelera perfecta.

Yo hoy voy a usarla como relleno de un milhojas, sin duda uno de mis dulces preferidos.

Antes cuando hacía milhojas, recurría a hojaldre congelado, ya que aunque he hecho varias veces hojaldre tradicional y hojaldre invertido, me da mucha pereza el proceso algo largo y tedioso de elaborarlo. Pero hoy además de mi receta de crema pastelera te traigo otra cosa que te va a interesar: una manera rápida, sencilla y con un resultado alucinante de preparar tu propio hojaldre casero.

Para muestra un botón…

 

hojaldre

 

La receta perfecta de hojaldre

Generalmente cuando hago una receta de otro blog, además de nombrarlo por supuesto, suelo acompañar la receta de las modificaciones que le he hecho, o de los trucos que a la hora de elaborarla me han ayudado y que creo que es bueno que sepáis para ayudaros a la hora de elaborar esa receta que os propongo.

Pero hoy no hace falta añadir ni un pero ni una coma a la receta, porque no falla, y porque está tan bien explicada en el blog de su autor que sobra cualquier truco o consejillo que yo pueda apuntar.

Y es que el blog de Sylvain Vernay, Gourmétier, se ha convertido para muchos de los enamorados del pan, de la masa madre y de las masas en general, en un referente que hoy os recomiendo que no os perdáis.

Para la receta de los milhojas de hoy, lo único que he hecho es estirar más la masa que para formar los hojaldres que Sylvain hace en su blog y cortar rectángulos de unos 3 cm. de ancho por 10 cm. de largo para formar nuestras capas del milhojas. Estiro más la masa porque quiero que las capas del milhojas sean más finas y suban menos que los hojaldritos que veis en la foto de más arriba.

Disponemos los rectángulos de masa de hojaldre sobre una bandeja de horno antiadherente o, como hago yo sobre una lámina de teflón, y espolvoreamos con un poco de azúcar. Hornearemos a unos 180º-200º con calor arriba y abajo durante unos 30 minutos más o menos o hasta que veamos que están dorados y ya hechos.

 

Ingredientes para la crema pastelera perfecta

Para unos 300 gr. de crema pastelera necesitaremos:

  • 50 gr. de azúcar
  • 250 ml. de leche entera
  • 20 gr. de almidón de maíz (Maizena)
  • 2 yemas de huevo
  • canela en rama o en polvo

Comenzamos poniendo en un bol la mitad de la leche, con las yemas y la Maizena y batimos todo con ayuda de unas varillas para mezclar bien.

En un cazo ponemos al fuego el resto de la leche, el azúcar y la canela en rama (que luego retiraremos) o en polvo.

Podemos sustituir la canela por vainilla, pero la canela dicen que es afrodisíaca… ¡así que yo prefiero canela!

Llevamos a ebullición la mezcla de leche, azúcar y canela y cuando arranque a hervir añadimos la mezcla de leche, yemas y Maizena y comenzamos a remover enérgicamente y sin parar para evitar que la crema se agarre y deshacer cualquier posible grumo, consiguiendo así una crema lisa y muy suave.

En un par de minutos tendremos la crema pastelera lista. Recuerda que no podemos parar de remover con una espátula o unas varillas y cuando la veamos que ha engordado, la retiramos del fuego y dejamos enfriar.

La crema pastelera ya está terminada, sólo nos queda dejarla enfriar para poder usarla. Mientras se enfría tápala a piel con un film plástico para evitar que forme costra.

En el momento de usarla bátela enérgicamente para homogeneizarla y que nos quede lisa y sin grumos y empléala como relleno de cualquier receta dulce, pastel, buñuelo o tarta que se te ocurra. ¡Va a quedar deliciosa!

Estas tartaletas de almendra y fresas son una buena idea para empezar ¿no crees?

 

milhojas de crema pastelera

 

Montaje de los milhojas

Para montar nuestros milhojas coge para cada porción tres láminas de hojaldre ya frío y rellena con la crema pastelera y tu boquilla preferida. A mi me gustan mucho como quedan para este tipo de rellenos las boquillas rizadas. Espolvorea con azúcar glass y decora como más te guste.

Yo hoy he optado por decorar con unas cerezas, porque me encantan y además porque empieza la temporada de cerezas y quería empezarla por todo lo alto.

¡No volverás a comprar milhojas! Y no volverás a tener miedo de hacer en casa crema pastelera por temor a que no te quede con buena consistencia para tus rellenos.

¿Te animas? ¡No puedes ser más fácil!

 

¿La quieres de chocolate?

Una vez retirada la crema pastelera del fuego y antes de que se enfríe, añade unos 125 gr. de chocolate derretido e integra con la crema para conseguir una delicia de crema de chocolate para chuparse los dedos.

Un beso muy grande,

Belén.