Crepes suzette | Cupcakes a Gogó

Si hay una receta de crepes que verdaderamente me vuelve loca por su sabor esa es sin dudarlo ni un segundo la receta de las crepes Suzette. Su aroma, textura y la intensidad de su maravilloso sabor a naranja, convierten a los crepes Suzette en mis preferidos.

 

Orígenes

Como suele pasar no hay quien se ponga de acuerdo en su origen y son muchos los que quieren atribuirse su autoría. Lo único que parece estar claro es que un maître, preparándole unos crepes a Eduardo VII que solía pasar los inviernos en la Costa Azul, derramó una copa de licor de mandarina sobre estos prendiéndoles fuego, y viendo que se quedaba sin postre para servir, decidió doblarlos y presentarlos regados con el licor que se había derramado. ¡Todos quedaron encantados con la pifia!

Esto explicaría el origen del flambeado pero con la autoría lo tenemos algo más difícil…

En cualquier caso, lo que está claro es que el que los prueba se queda maravillado y hoy para celebrar el día mundial del crêpe, nada mejor que compartir mi receta con todos vosotros.

Y es que por si no lo sabías, apunta: el 2 de febrero, día de la candelaria (en Francia La Chandeleur), es el día mundial del crepe. Antiguamente se tenía la creencia popular de que, si no se hacían crepes ese día el trigo se estropearía. Además, para tener suerte durante todo el año, los campesinos debían darles la vuelta en la sartén con una sola mano, mientras sostenían una moneda de oro en la otra.

Curioso ¿verdad?

Para hacer los crêpes Suzette lo primero que necesitaremos será una receta de crepes, evidentemente. Puedes hacer tu receta preferida y después añadirles la salsa tal y como te voy a contar, pero por si no tienes a mano una buena receta de crepes aquí te dejo la mía que nunca falla.

 

Ingredientes para 7 crepes de 24 cm.

  • 200 gr. harina de trigo
  • 2 huevos L
  • 25 gr. de aceite de oliva o 30 gr. de mantequilla fundida
  • 225 gr. de leche
  • pizca de sal
  • mantequilla o aceite para untar la sartén

Yo los hago de un modo muy sencillo: simplemente mezclo todos los ingredientes y los mezclo en la batidora hasta que desaparecen los grumitos.

Si usas mantequilla en vez de aceite, fúndela primero y deja que se temple un poquito antes de hacer la masa de tus crepes.

Para formar las crepes calienta bien la sartén y úntala con mantequilla o aceite; con la ayuda de un papel de cocina retira el exceso y deja sólo una capa fina de la grasa elegida. Vierte un poco de masa (unos 75 gr. de masa por crepe de 24 cm. de diámetro) y mueve la sartén con rapidez para que la masa cubra con una capa fina toda la base de la sartén.

¡Doramos por un lado y por otro y ya tenemos la crepe lista!

 

Salsa para los crepes Suzette

Ya tenemos las crepes hechas, así que vamos con la segunda parte. Vamos a realizar la deliciosa salsa que bañará nuestras crepes.

Para bañar holgadamente las crepes que nos han salido necesitaremos:

  • 150 gr. azúcar
  • 150 gr. de mantequilla
  • 300 gr. zumo de naranja colado
  • 80 gr. de Cointreau
  • zumo de medio limón
  • la ralladura de una naranja grande
  • chorro de cognac para flambear

 

Comenzamos poniendo el azúcar en una sartén a fuego suave sin remover para que se funda y se haga caramelo dorado. ¡Que no se te queme!

Una vez tengamos el caramelo fundido añadimos la mantequilla con cuidado y removemos sin parar. Con el azúcar fundido, añadimos el limón y removemos. Incorporamos el resto de ingredientes: el zumo de naranja, la ralladura de naranja y el Cointreau. Mantenemos la salsa a fuego medio. Puede que veáis trozos de caramelo que están duros sin fundirse: se irán deshaciendo poco a poco, es normal.

Mantenemos la salsa Suzette al fuego durante unos 5 minutos hasta que veamos que todo el azúcar está deshecho y que la salsa ha engordado un poquito. Es el momento de bañar nuestras crepes en la salsa. Cogemos una crepe y la bañamos por las dos caras en la salsa. La sacamos a un plato y reservamos y repetimos la operación con todas las crepes. Cuando tengamos todas las crepes hechas, las volvemos a meter en la sartén con el resto de la salsa y flambeamos con el cognac.

 

Flambeado de las crepes suzette

Para evitar accidentes y flambear nuestras crepes Suzette de un modo seguro, dispondremos en un cazo pequeñito para que la llama no sea muy grande el cognac. Medio vasito será más que suficiente. Lo llevamos al fuego para que se caliente un poco pero que no llegue a hervir.

Retiramos el cazo del fuego, lo encendemos con un encendedor y una vez encendido vamos vertiendo el licor con cuidado sobre nuestras crepes. Es más sencillo de lo que parece, pero por si tienes alguna duda, mira el vídeo de sólo un minutito para que no te aburras que te he preparado. ¡Dentro vídeo!

 

 

Sírvelas recién hechas y adórnalas con más ralladura o con naranja confitada como he hecho yo. ¿No sabes cómo confitar naranjas? Te dejo aquí mi receta infalible, una de las entradas más visitadas en el blog.

 

Trucos y sugerencias

  1. ¿No tienes Cointreau? Nos servirá el Grand Marnier, el Triple seco o el Curaçao.
  2. Haz las crepes con mantequilla o con aceite de oliva. Quedan igual de ricas. Sustituye la mantequilla por aceite en la proporción que te he dado en la receta. Como regla general si quieres sustituir la mantequilla por el aceite, reduce su peso en un 15%.
  3. Es importante que la sartén esté bien caliente para hacer los crepes. Puede que el primer crepe no salga bien precisamente por falta de temperatura en la plancha. ¡No te preocupes, deséchalo y a por el siguiente!
  4. Nunca dejes que el licor hierva antes de flambearlo: sólo queremos que coja algo de temperatura para poder quemarlo, pero si hierve el vapor que genere provocará una llama muy grande y es peligroso.
  5. SIN GLUTEN: sustituye la harina de trigo por harina sin gluten, yo uso a veces el preparado panificable sin gluten de Mercadona y quedan perfectas. Haz tus crepes del mismo modo y con las mismas cantidades de la receta, simplemente tendrás que añadir un poco más de leche hasta conseguir la textura adecuada para tus crepes sin gluten.

 

¡Feliz día mundial de las crepes y que aproveche!