Las Fiestas de Primavera en Murcia

Después de las fiestas de Semana Santa de carácter marcadamente religioso, son muchas las Comunidades que se preparan para seguir disfrutando con fiestas de tradición pagana. Es el caso de la Región de Murcia que se sumerge de pleno la semana después de la Semana Santa en sus Fiestas de Primavera. Con un claro componente lúdico, la gente sale a la calle vistiendo los trajes típicos y disfruta de la recién estrenada primavera, de las flores y de la artesanía más típica durante estos maravillosos días de fiesta.

Y en medio de todo este despliegue de color, y sabores que nos proporciona la huerta murciana no hay comida que se precie que no termine con el dulce que os traigo hoy: los paparajotes. Un sencillo dulce hecho con hojas de limonero (mejor si son tiernas) recubiertas de una masa de harina, huevos y leche y fritas en abundante aceite de oliva. Un dulce de origen sencillo y humilde que sigue siendo sin duda el abanderado perfecto de estas Fiestas de Primavera.

¿Te animas a hacer los paparajotes conmigo?

 

 

Ingredientes para hacer los paparajotes (unas dos docenas)

  • 24 hojas de limonero (si son tiernas mejor, las más claritas, ya que aromatizan más)
  • 250 gr. de harina de repostería
  • 160 gr. de leche
  • 50 gr. de azúcar
  •  2 huevos L
  •  corteza de naranja y de limón
  • ralladura de limón muy finita
  • media cucharada de postre de impulsor químico (levadura tipo «Royal»)
  • aceite de oliva o de girasol para freír
  • azúcar y canela para rebozar los paparajotes

 

Paso a paso para hacer unos auténticos paparajotes

Hacer unos paparajotes auténticos no puede ser más sencillo: comenzaremos poniendo en un cazo a hervir la leche con las cortezas de naranja y de limón. Cuando rompa la leche a hervir retiramos del fuego y dejamos que la leche se temple y se vaya infusionando con las cortezas.

Si tenemos tiempo, lo ideal es dejar toda la noche la leche con las cortezas dentro, y ya al día siguiente hacer los paparajotes, pero es verdad que muchas veces vamos con prisas, en ese caso con dejar que se temple la leche será suficiente.

Limpiamos bien las hojitas de limonero y las secamos con u  papel absorbente para retirar el exceso de agua.

Retiramos las cortezas de la leche y la colamos.

En un bol ponemos todos los ingredientes y comenzamos a echar la leche. Trabajamos la masa con la ayuda de unas varillas y vamos añadiendo la leche a medida que vamos viendo la consistencia de la masa. Según el tipo de harina, admitirá toda la leche o podrá necesitar algo más o algo menos. Nos debe quedar una masa muy lisa y algo densa. Para que se adhiera bien a las hojas de limonero y nos quede una capa con «mollita» y bien rica, ya que al fin y al cabo es lo que nos comeremos.

Una vez lista la masa, cogemos cada hoja por un extremo, por el rabito y la sumergimos en la masa. Freímos en abundante aceite vigilando que no se nos quemen las hojas y procurando que queden bien doradas por ambos lados.

Intenta que la temperatura del aceite no sea demasiado alta, para evitar que se queme el aceite y las hojas.

Deja los paparajotes sobre un papel de cocina absorbente para que suelten aceite y a continuación reboza cada uno por ambos lados por la mezcla de azúcar y canela que tendremos ya preparada.

 

paparajotes

 

Comerse los paparajotes

Este sencillo dulce suele acompañarse de vino dulce o de mistela, y su característico y aromático sabor ha convertido este humilde plato en uno de los dulces más típicos de la repostería murciana, sobre todo de la ciudad de Murcia y zona de su huerta.

A la hora de comerlos es típico gastar una broma al novato que come por primera vez paparajotes: se le dice que la hoja de limón también se come. La hoja de limón, perfuma y da forma al dulce, pero no debe comerse, ya que además de no estar rica suele resultar algo indigesta.

En casa nos gustan recién hechos, casa calientes todavía, igual que nos pasa con los buñuelos o las deliciosas torrijas. Además al día siguiente, si bien se pueden comer, ya no están tan ricos, por lo que yo os aconsejo hacerlos para consumir.

 

Variantes de los paparajotes

¿No tienes hojas de limonero pero no quieres perderte la receta de los paparajotes? Haz como tortitas con la masa, dejando caer cucharadas de masa sobre el aceite bien caliente y después rebózalas en la mezcla de azúcar y canela.

¿Eres intolerante a la lactosa? Prueba a hacerlas con leche de avena, horchata de chufa o cualquier otra bebida vegetal. ¡Te sorprenderán!

¿Y es posible hacer los paparajotes sin gluten?  Sustituye la harina de trigo por una harina sin gluten o por una mezcla a partes iguales de harina de arroz y de harina de maíz. Recuerda que la cantidad de leche puede variar.

Espero que disfrutéis de la receta y no dudéis en preguntarme cualquier cosa o en compartir conmigo los resultados.

Un beso enorme,

Belén.

Y esta vez tenemos vídeo receta, para que os quede todo clarito y lo veáis todo en primera fila!!

 

 

P.D. Gracias a mi querido Juanma y a su suegra, murcianos de pura cepa y gente buena de verdad, por pasarme la receta y guiarme en todo el proceso de elaboración de los deliciosos paparajotes.

 

Pin It on Pinterest