Pesto de bimi y pistachos | Cupcakes a Gogó

¿Te gusta el pesto tanto como a mi? ¡Pues esta receta de pesto de bimi y pistachos te va a volver loco!

Basándome en la receta más clásica de pesto genovese he introducido un ingrediente que le va fenomenal: el bimi.

¿Conoces el bimi?

El bimi es un híbrido entre el brócoli y una variedad de col china llamada Kai-lan. Con un sabor suave y delicioso, casi dulce, y un verde intenso es además uno de esos alimentos llamados SÚPERALIMENTOS por su alto contenido en vitaminas y minerales. ¿Sabías que el bimi tiene casi 30 veces más de hierro que su primo el brócoli?

Apunta o guarda la receta porque este pesto de bimi y pistachos va a traer cola; además he adaptado las cantidades de los ingredientes, reduciendo un poco las proporciones de queso y aceite de oliva para traeros un pesto sabroso e intenso pero algo más ligero, que las Navidades han pasado factura!

 

INGREDIENTES 3-4 personas para el pesto de bimi

  • 100-150 gr bimi hervido
  • 1 diente de ajo
  • 60 gr queso parmesano
  • 20 gr hojas albahaca fresca
  • 20 gr piñones para triturar
  • 20 gr piñones para decorar
  • 30 gr pistachos
  • Sal
  • 50 gr AOVE
  • caldo cocción Bimi

Comenzamos lavando y cociendo el bimi. No lo cuezas demasiado tiempo, en apenas 15 minutos lo tendremos listo. Escúrrelo y reserva algo del agua de la cocción. No tienes que desechar nada del bimi, se consume entero: el tallo y la flor.

En nuestro procesador o robot ponemos todos lo ingredientes  (reservamos los piñones para decorar y el aove) y trituramos bien.

Para aligerar un poco el pesto y en vez de añadir una mayor cantidad de AOVE, añadimos algo del caldo de cocer el bimi hasta conseguir la textura y densidad deseada. Incorporamos el AOVE poquito a poco al final y emulsionamos nuestro pesto.

Probamos de sal, espolvoreamos con los piñoncitos reservados y listo!

Un pesto de color verde intenso, con un sabor espectacular, algo más ligero que el pesto más clásico y con todas las propiedades que esta maravillosa verdura nos aporta.

Trucos para un pesto perfecto

-Quita el germen del ajo para que no repita.

-Las hojas de albahaca se mustian enseguida y pierden intensidad en su color. Añádelas lo más frescas que puedas.

-Puedes usar queso tipo Parmesano (Parmigiano-Reggiano) o Grana Padano o Queso pecorino (queso de leche de oveja) o combina estos tipos de queso a tu gusto.

-Una vez hecho guárdalo en un tarro de cristal y cubre con un poquito de aove. Te aguantará hasta una semana en la nevera o meses en el congelador. Puedes congelarlo en moldes de cubitos de hielo y así tener pesto siempre listo en casa.

¿No me digas que este pesto de bimi y pistachos no es una magnifica forma de empezar el año en el blog?

¡Espero que disfrutes la receta tanto como yo! Y si eres un #pestolover consulta esta otra receta con tomates secos.

Un beso enorme, Belén.