Polos Magnum con pecanas | Cupcakes a Gogó

 

Este año estoy polera y heladera, pero es que cuando das con la receta perfecta todo es más sencillo y con esta receta hacer unos polos Magnum con pecanas es así de sencillo y rápido.

La receta, lo que es la base, es la misma que la de mis polos de crema de limón. ¿Por qué repito la misma? ¡Porque no falla

  • Es sencilla y lleva pocos ingredientes
  • Fácil de elaborar
  • Queda un helado cremoso, que no hace cristales y sin necesidad de añadir claras, azúcar invertido o de cremar el helado en una heladera.
  • Congela muy rápido y añadiendo a la receta base tus ingredientes preferidos tienes helados todo el verano de lo que quieras!

 

Si además usas moldes como estos o estos otros puedes hacer riquísimos polos con los que sorprenderás a todos este verano.

 

Ingredientes para 4 polos mini y 3 grandes

  • 250 gr. leche condensada
  • 2 yogurts naturales
  • 1 cucharadita al gusto de vainilla
  • Un buen puñado de nueces pecanas picaditas
  • Chocolate de cobertura y sésamo tostado para la decoración final

 

Elaboración de los polos Magnum con pecanas

Picamos las pecanas un poquito para convertirlas en una especie de crocanti. Mezclamos los ingredientes con ayuda de una espátula. Disponemos en los moldes de polos y al congelador.  ¡No hay más secreto!

Yo prefiero hacerlos de un día para otro, pero ya verás como en pocas horas los tienes listos sin esperar ni 24 horas.

 

Remate final

Funde a golpes cortos de microondas un par de tabletas de chocolate de cobertura y ponlo en un vaso o taza que sea un poco más alta que los polos que vas a bañar.

Solo hay que meter y sacar el polo en el baño de chocolate y dejarlo hacia abajo para que escurra el exceso. Al estar tan frío el polo, verás como el chocolate aunque esté caliente, se va a endurecer enseguida, así que sí te apetece darle un toque extra crujiente a tus polos espolvorea por encima el sésamo tostado antes de que el chocolate endurezca del todo o no se quedará pegado.

Puedes comprar el sésamo tostado o puedes comprarlo crudo y tostarlo tú en casa, está más rico y tiene más aromas.

 

Tostar sésamo

Enjuaga el sésamo poniéndolo en un colador bajo el agua. Escúrrelo bien y ponlo en una sartén sin aceite a fuego suave sin parar de remover. Si ves que el sésamo explota o salta baja el fuego o se quemará.

Cuando lleve tres o cuatro minutos y desprenda un aroma a tostado ya puedes retirarlo del fuego y dejarlo enfriar para decorar nuestros polos con él.

 

polos magnum con pecanas

 

¡Una receta infalible con un resultado espectacular que desde ya sé qué vas a repetir una y otra vez!

Y sí, sé que dije que me despedía del blog hasta septiembre pero… no podía dejaros todo el verano sin disfrutar de esta maravilla.

Haced muchos polos y dadme vuestra opinión aquí en los comentarios o en mi cuenta de Instagram @cupcakesagogo donde estaré activa todo el verano!

Un besito fresquito, Belén.