Flan de huevo y leche evaporada | Cupcakes a Gogó

Si hay un postre que me lleva una y otra vez a mi más tierna infancia sin dudad es el flan de huevo. El de siempre, el que se hace en flanera, con caramelo fundido despacito al fuego, sin polvos ni preparados, el flan de verdad. Los hago con leche, con leche condensada, con frutas y hoy os traigo una versión más ligera pero igual de rica con leche evaporada.

Y es que además de ricos recuerda que en un vaso de leche de 250 ml. ya estamos tomando una de las 3 raciones de lácteos al día que se recomienda ingerir en la edad adulta.

Yo desde niña he llevado a rajatabla lo de las 3 raciones de lácteos al día y es que pertenecer a la generación láctea, además de proporcionar unos huesos sanos y una salud de hierro, imprime carácter: somos deportistas, nos interesa la alimentación y queremos lo mejor para los nuestros.

¿Cómo? ¿Qué no te gusta la leche? ¡No importa! Tienes donde elegir para completar tus raciones diarias en una gran variedad de quesos frescos, curados, semis, yogurts, natillas, cuajadas o …¡Flanes!

¡Así que apúntate la receta que va a encantarte!  

 

Ingredientes para 4 flanes

  • 200 ml. de leche evaporada
  • 2 huevos L
  • 60 gr. de azúcar
  • 6 cucharadas más de azúcar para hacer el caramelo

 

No hay modo de equivocarse y de que no te salgan unos flanes perfectos a la primera: bate la leche con los huevos y el azúcar y vierte en las flaneras previamente caramelizadas.  

 

flan leche evaporada  

¿Hacemos el caramelo?

En un cazo ponemos primero el azúcar y después una cucharada de agua y unas gotitas de limón. Cocemos a fuego medio sin remover hasta que veamos que el azúcar empieza a cambiar de color y a burbujear. A partir de entonces ya podemos remover hasta que se funda por completo el caramelo y adquiera un bonito tono dorado. ¡Ojo! que no se te queme o amargará. Vertemos caramelo en las flaneras y dejamos que se endurezca antes de echar la mezcla de huevos y leche evaporada.  

 

Hornear los flanes

Podemos hornear los flanes dentro de un baño María que es como yo suelo hacerlos, pero si tenéis olla de cocción lenta probad a hacerlos en ella como hago yo en esta receta de flanes de fruta de la pasión, también salen riquísimos! Precalienta el horno a 200º y mete en el horno una bandeja o recipiente donde quepan los cuatro flanes con unos dos dedos de agua para que el agua empiece a calentarse y a hervir. Para hacerlos del modo tradicional al baño María, tapa las flaneras con papel de aluminio y disponlas en la bandeja con el agua ya hirviendo. Hornea durante unos 50 minutos o hasta que veas que están doraditos y bien cuajados. Ya no tienes excusas para disfrutar de unos flanes riquísimos y para no tomar tus 3 raciones de lácteos al día ¿verdad? 

Trucos

  1. Ten cuidado a la hora de tapar las flaneras y procura que el papel de aluminio no entre en contacto con el agua, ya que por capilaridad puede entrar agua en los flanes.
  2. Que el agua de la bandeja llegue más o menos a la mitad de las flaneras.
  3. Bate bien  la mezcla de leche evaporada, huevos y azúcar para que quede bien espumosa y luego nuestros flanes estén llenos de preciosos agujeritos.
  4. Añade unas gotitas de limón a la hora de hacer el caramelo como hacían nuestras abuelas para evitar que se queme con facilidad.
  5. Después de horneados, deja que los flanes se templen y mételos en la nevera en la flanera hasta el momento de consumir.

 

Beneficios de los lácteos

¡Todos!

  • Tienen vitaminas como la riboflavina, B12, c y vitamina A tan buena para la visión y la piel.
  • Tienes minerales: yodo, zinc, fósforo, potasio y por supuesto el calcio para mantener unos huesos y unos dientes fuertes y sanos.
  • Aportan hidratos y consecuentemente energía para nuestra actividad física diaria.
  • Proteínas que forman y reparan nuestras estructuras corporales.

¿Se le puede pedir más a un alimento?

¡Únete ya a la generación láctea!